SOBREVIVIR 1 PÉRDIDA

Posted on Actualizado enn



Psicólogos Veracruz, Ver.
La bitácora del  psicólogo | Terapeuta y Psicólogo HUGO HERCI | Especialista en problemas  de aprendizaje y conducta | Creador del método educativo AIDHA  (Aprendizaje Indispensable para el Desarrollo de Habilidades

Es muy aleccionador observar que, en la Naturaleza, la pérdida es un elemento esencial de la Creación: el día inicia y la noche se pierde, la fruta nace y la flor se muere, el capullo cae y la mariposa emerge. En todos los casos, la pérdida crea el escenario para volver a crear.

De la misma manera ocurre en la vida humana, es difícil voltear a ver cualquier logro que no conlleve una pérdida. Desde esta perspectiva, a partir de otras; todo puede llegar a ser muy deprimente. Observamos que hay varios tipos de pérdidas:

  1. LAS PÉRDIDAS DEL ALMA
    • Como la muerte de un ser querido
  2. LAS PÉRDIDAS DEL CORAZÓN
    • Tales como un divorcio.
    • La ruptura de una relación.
    • El cambio de las distintas etapas de la vida.
    • La pérdida de un ideal o un sueño por tiempo anhelado.
  3. LAS PÉRDIDAS FÍSICAS

    • Como cambiarse de país, ciudad o colonia.
    • La pérdida del trabajo.
    • De un techo.
    • De salud.
    • De la seguridad personal.
  4. LAS PÉRDIDAS RELACIONADAS CON LA EDAD

    • Como la pérdida de la “juventud”
    • De la “belleza”
    • Del pelo
    • De los dientes
    • La memoria
    • La fertilidad (menopausia), en fin.
  5. Las pequeñas pérdidas que se suman a lo largo de un día, una semana, un mes o una vida.

    • Un choque inesperado o el distanciamiento de un amigo, acontecimientos que provocan que estemos “inexplicablemente” deprimidos.

SÍNTOMAS DE UNA PÉRDIDA

Todos, alguna vez, hemos experimentado esa dolorosa herida emocional o física que deja haber vivido alguna de estas pérdidas. De acuerdo al caso, la herida varía en tamaño, profundidad y forma y, conforme a esto, se manifiesta de muchas maneras: como temor, desolación, sensación de vacío, enojo, culpa, fatiga, atarantamiento, pérdida de concentración, de energía, de apetito, de ánimo, de sueño y demás.


“Cualquiera y todas estas manifestaciones se esperan durante y después de una pérdida, por lo que hay que vivirlas plena y pacientemente en lugar de pelear con ellas”.

LAS ETAPAS DE RECUPERACIÓN

Cada una de estas pérdidas, inmediatas o acumulativas, repentinas o eventuales, obvias o no, tienen que pasar por tres etapas naturales y necesarias para que la herida sane:

  1. Estado de shock, de negación y de entumecimiento.
  2. Miedo.
  3. Enojo.
  4. Depresión.
  5. Entendimiento y aceptación, para poder seguir adelante.

ESTAS 3 ETAPAS DE RECUPERACIÓN PUEDEN ESTAR PRESENTES POR SEPARADO O JUNTAS

La primera etapa

Al principio no podemos creer o comprender lo que nos pasa; la mente niega la pérdida, especialmente cuando se trata de un ser querido.

Después, la Naturaleza es tan sabia que, para protegernos, nos proporciona ese dolor a cuentagotas que perfora el alma. De otra manera, hay ocasiones en que materialmente no lo podríamos tolerar. Así, por momentos lo olvidamos y nos distraemos con cualquier cosa; segundos después, un comentario, un detalle, un sonido, vuelve a abrirle la puerta a esa gota ácida que taladra y lastima. Esto ocurre exceptuando el despertar por la mañana, cuando, por segundos, la irrealidad se pelea con la realidad. Entonces la pena no se despacha a cuentagotas, sino en un chorro despiadado y amargo que se agolpa en el estómago, nos deja sin aire y con un gran agujero y vacío… hasta que la rutina cumple con su tarea de volvernos a distraer.

La segunda etapa

Es miedo a lo desconocido, temor a lo que una vez fue y ya no será; es un sentimiento que paraliza incluso las emociones, nada entra, nada sale… un vacío en el alma, una sensación de soledad, desamparo y desolación nos habita.

Vamos por la vida con una angustiosa interrogante y como sumergidos en una pesada gelatina, por desagradable que sea esta etapa no podemos ignorarla, callarla, huirle o saltarla: es necesario vivirla, honrarla, estar con la pena por un tiempo lógico y natural. Si la evitamos, tarde o temprano nos alcanza y cobra su factura con intereses.

La tercera etapa

Con el tiempo, nuestro cuerpo y alma están en el camino de la recuperación, poco a poco; nuestra mente comienza a aceptar que la vida sin aquello que perdimos puede ser posible y nos dirigimos hacia un nuevo capítulo en nuestra vida, un poco más serenos, fortalecidos, humanizados y maduros.

En las pequeñas pérdidas, atravesamos por estas tres etapas de forma breve y ligera; sin embargo, en las grandes pérdidas, cada etapa la vivimos intensamente y nos puede tomar hasta años superarlas.

Tengamos en cuenta que el cuerpo, el alma y la mente tienen una gran sabiduría, saben cómo sanarse y el tiempo que necesitan para ello. Confiemos en este proceso de recuperación y vivamos paciente y dignamente estas tres etapas que se requieren para sobrevivir a una pérdida.

Sobrevivimos

No cabe duda: unos más tarde, otros más temprano, pero todos sobrevivimos. Las pérdidas son parte de estar vivos, no podemos evitarlas. Nos consuela saber que el proceso de alivio tiene un final y, sobre todo, que no estamos solos (cada día, cada semana, casa mes), seis millones de seres en el planeta lo viven y nos acompañan.

Todos los derechos reservados ®

Atentamente…

Psic. HUGO ENRIQUE HERCI


CONSULTORIO

Ave. 5  no.  508   entre Calle 5   &  Calle 7

Córdoba, Ver.

CORREO ELECTRÓNICO


labitacoradelpsicologo@gmail.com

TELÉFONO PRINCIPAL

(2 7 1)  1 4 2 – 0 8 9 2

TELÉFONOS MÓVILES

(puedes enviarnos mensajes de texto)

(2 7 3)  1 0 9 – 8 6 2 5

(2 2 9)  9 0 5 – 7 4 3 4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .