LOS TRES CONSEJOS

Posted on Actualizado enn


Una pareja de recién casados era muy pobre y vivía de los favores de un pueblito del interior. Un día el marido le hizo la siguiente propuesta a su esposa:

“Querida yo voy a salir de la casa, voy a viajar bien lejos, buscar un empleo y trabajar hasta tener condiciones para regresar y darte una vida mas cómoda y digna. No se cuanto tiempo voy  a estar lejos, solo te pido una cosa, que me esperes y mientras yo este lejos, seas fiel  a mi, pues yo te seré fiel a ti”.

Así, siendo joven aun, camino muchos días a pie, hasta encontrar un hacendado que estaba necesitando de alguien para ayudarlo en su hacienda. El joven llego y se ofreció para trabajar y fue aceptado. Pidió hacer un trato con su jefe, el cual fue aceptado también. El pacto fue el siguiente:

“Déjeme trabajar por el tiempo que yo quiera y cuando yo sienta que deba irme, me libera de mis obligaciones: no quiero recibir mi salario, le pido que lo coloque en una cuenta de ahorro hasta el día en que me vaya y cuando llegue ese día ud. me dará el dinero que yo haya ganado”.

Estando ambos de acuerdo, aquel joven trabajo durante 20 años, sin vacaciones y sin descanso. Después de veinte años se acerco a su patrón y le dijo:

“Patrón, yo quiero mi dinero, pues quiero regresar a mi casa”.

El patrón le respondió:

“Muy bien, hicimos un pacto y voy a cumplirlo, solo que antes quiero hacerte una propuesta, ¿esta bien? Te doy tu dinero y te vas, o te doy tres consejos y no te doy el dinero y te vas”.

Vete a tu cuarto, piénsalo y después me das la respuesta.

“Él lo pensó durante dos días, busco al patrón y le dijo: QUIERO LOS TRES CONSEJOS, El patrón le recordó: Si te doy los consejos, no te doy el dinero”.

Y el empleado respondió: Quiero los consejos”.

El patrón entonces le aconsejo:

  1. NUNCA TOMES ATAJOS EN TU VIDA.

    • Caminos más cortos y desconocidos te pueden costar la vida.
  2. NUNCA SEAS CURIOSO DE AQUELLO QUE REPRESENTE EL MAL.
    • Pues la curiosidad por el mal puede ser fatal.
  3. NUNCA TOMES DECISIONES EN MOMENTOS DE ODIO Y DOLOR.
    • Pues puedes arrepentirte demasiado tarde.

Después de darle los consejos, el patrón le dijo al joven -que ya no era tan joven- así: “aquí tienes 3 panes, 2 para comer durante el viaje y el  3° es para comer con tu esposa cuando llegues a tu casa”. El hombre entonces siguió su camino de vuelta, 20 años lejos de su casa y de su esposa a la que amaba tanto.

Después del primer día de viaje, encontró una persona que lo saludo y le pregunto: ¿Para donde vas? El le respondió: “Voy para un camino muy distante que queda a más de veinte días de caminata por esta carretera”. La persona le dijo entonces: “Joven, este camino es muy largo, yo conozco un atajo con el cual llegaras en pocos días”. El joven contento, comenzó a caminar por el atajo, cuando se acordó del primer consejo…

“NUNCA TOMES ATAJOS EN TU VIDA. CAMINOS MÁS CORTOS Y DESCONOCIDOS TE PUEDEN COSTAR LA VIDA”.

Entonces se alejó de aquel atajo y volvió a seguir por el camino normal. 2 días después se enteró de otro viajero que había tomado el atajo, lo asaltaron, lo golpearon y le robaron toda su ropa. ¡Ese atajo lo llevaba a una emboscada!

Después de algunos días de viaje y cansado al extremo, encontró una pensión a la vera de la carretera. Era muy tarde en la noche y parecía que todos dormían, pero una mujer malencarada le abrió la puerta y lo atendió, como estaba tan cansado, tan solo le pagó la tarifa del día sin preguntar nada y después de tomar un baño se acostó a dormir.

De madrugada se levantó asustado al escuchar un grito aterrador. Se puso de pié de un salto y se dirigió hasta la puerta para ir hacia donde escuchó el grito. Cuando estaba abriendo la puerta, se acordó del segundo consejo:

NUNCA SEAS CURIOSO DE AQUELLO QUE REPRESENTE EL  MAL PUES LA CURIOSIDAD POR EL MAL PUEDE SER FATAL”.

Regresó y se acostó a dormir. Al amanecer, después de tomar café, el dueño de la posada le pregunto si no había escuchado un grito y el le contesto que sí lo había escuchado. El dueño de la posada de pregunto: ¿Y no sintió curiosidad? Él le contesto que no, a lo que el dueño les respondió: Ud. ha tenido suerte en salir vivo de aquí, pues en las noches nos acecha una mujer maleante con crisis de locura, que grita horriblemente y cuando el huésped sale a enterarse de qué está pasando, lo mata, lo entierra en el quintal y luego se esfuma.

El joven siguió su larga jornada, ansioso por llegar a su  casa. Después de muchos días y noches de caminata… ya al atardecer, vio entre los árboles humo saliendo de la chimenea de su pequeña casa, caminó y vio entre los arbustos la silueta de su esposa. Estaba anocheciendo, pero alcanzó a ver que ella no estaba sola.

Anduvo un poco más y vio que ella tenía en sus piernas, un hombre al que estaba acariciando los cabellos; cuando vio aquella escena su corazón se llenó de odio y amargura por lo que decidió correr al encuentro de los dos y matarlos sin piedad. Respiró profundo, apresuró sus pasos, cuando recordó el tercer consejo.

“NUNCA TOMES DECISIONES EN MOMENTOS DE  ODIO Y DOLOR, PUES PUEDES ARREPENTIRTE Y TAL VEZ SEA DEMASIADO TARDE”.

Entonces se paró  y reflexionó, decidió dormir ahí mismo aquella noche y al día siguiente tomar una decisión. Al amanecer ya con la cabeza fría, el dijo: “NO VOY A MATAR A MI ESPOSA”. Voy a volver con mi patrón y a pedirle que me acepte de vuelta. Sólo que antes, quiero decirle a mi esposa que siempre le fui fiel a ella.

Se dirigió a la puerta de la casa y tocó, cuando la esposa le abre la puerta y lo reconoce, se cuelga de su cuello y lo abraza afectuosamente. El trata de quitársela de arriba, pero no lo consigue. Entonces con lágrimas en los ojos le dice: “Yo te fui fiel y  tu me traicionaste”. Ella espantada le responde: “¿Cómo? yo nunca te traicioné, te esperé durante 20 años”.

El entonces le preguntó: “¿Y quién era ese hombre que acariciabas ayer por la tarde? Y ella le contestó: “AQUEL HOMBRE ES NUESTRO HIJO”. Cuando te  fuiste, descubrí que estaba embarazada. Hoy el tiene veinte años de edad, entonces el marido entró, conoció y abrazó a su hijo. Les contó toda su historia, en cuanto su esposa preparaba la cena, se sentaron a comer el último pan juntos. DESPUÉS DE LA ORACIÓN DE AGRADECIMIENTO, CON LÁGRIMAS DE EMOCIÓN, él partió el pan y al abrirlo, se encontró todo su dinero, el pago de sus veinte años de dedicación.

CORREO ELECTRÓNICO

labitacoradelpsicologo@gmail.com

TELÉFONOS MÓVILES

(puedes enviarnos mensajes de texto)

(2 7 3)  1 0 9 – 8 6 2 5

(2 2 9)  1 0 9 – 0 5 6 1

(2 2 9)  2 0 9 – 6 8 7 2

(2 2 9)  9 0 5 – 7 4 3 4

2 comentarios sobre “LOS TRES CONSEJOS

    Cecilia Patricia Mendoza Benitez escribió:
    13 abril, 2010 en 4:09 pm

    me encantó la reflexión esta muy interesante y la pondré en práctica…………..
    saludos

    Me gusta

    Martha escribió:
    6 abril, 2010 en 4:07 am

    muy buena reflexión, si todos conocieramos los 3 consejos, este mundo no sería el mismo!..
    excelente espaciooo ps. hugo!..
    saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .