¿Eres sabio en tus propias opiniones?



Psicólogos Veracruz, Ver.
PSIC. HUGO HERCI | Problemas de aprendizaje y conducta en niños y adolescentes


Creative Commons License

La bitácora del psicólogo by
Psic. Hugo Herci is licensed under a
Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 2.5 Mexico License.

Based on a work at
www.labitacoradelpsicologo.com.

Un ratón, mirando por un agujero en la pared ve a un granjero y su esposa abriendo un paquete, pensó qué tipo de comida podía haber allí.

¡Quedó aterrorizado cuando descubrió que era una trampa para ratones!

Fue corriendo al patio de la Granja a advertir a todos:

“¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa!”

La gallina, que estaba cacareando y escarbando, levanto la cabeza y dijo:

“Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, más no me perjudica en nada, ni me incomoda”.

El ratón fue hasta el cordero y le dijo:

“Hay una ratonera en la casa, una ratonera!”

“Discúlpeme Sr. Ratón, mas no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que será recordado en mis oraciones.”

El ratón se dirigió entonces a la vaca, y la vaca le repitió lo mismo.

“¿Acaso estoy en peligro? Pienso que no” – dijo la vaca.

Entonces el ratón volvió a la casa, preocupado y abatido, para encarar a la ratonera del granjero. Aquella noche se oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando su víctima. La mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, ella no vio que la ratonera atrapó la cola de una serpiente venenosa, la serpiente mordió a la mujer.

El granjero la llevó inmediatamente al hospital, ella volvió con fiebre; todo el mundo sabe que para alimentar alguien con fiebre, nada mejor que una sopa. El granjero agarró su cuchillo y fue a buscar el ingrediente principal: la gallina.

Como la enfermedad de la mujer continuaba, los amigos y vecinos fueron a visitarla; para alimentarlos el granjero mató el cordero. La mujer no mejoró y acabó muriendo, el granjero entonces vendió la vaca al matadero para cubrir los gastos del funeral.

Moraleja 1 . . .

La próxima vez que escuches que alguien tiene un problema y creas que, como no es tuyo, no debes prestarle atención …

¡Piénsalo 2 veces!

Moraleja 2 . . .

Goza, con los que gozan; llora con los que lloran. Unánimes entre nosotros, no altivos; sino asociándonos con los humildes . . . ¡ NO SIENDO SABIOS EN NUESTRA PROPIA OPINIÓN!

Anuncios

2 comentarios en “¿Eres sabio en tus propias opiniones?

  1. Me ha recordado a una vieja parábola china. Creo que sólo se han cambiado algunos detalles. Aunque me gustó mucho más aquella de Herman Hesse que bien podría ser digna de Zuangzi:

    Un anciano llamado Chunglang, que quiere decir «Maese La Roca», tenía una pequeña propiedad en la montaña. Sucedió cierto día que se le escapó uno de sus caballos y los vecinos se acercaron a manifestarle su condolencia.

    Sin embargo el anciano replicó:

    -¡Quién sabe si eso ha sido una desgracia!

    Y hete aquí que varios días después el caballo regresó, y traía consigo toda una manada de caballos cimarrones. De nuevo se presentaron los vecinos y lo felicitaron por su buena suerte.

    Pero el viejo de la montaña les dijo:

    -¡Quién sabe si eso ha sido un suceso afortunado!

    Como tenían tantos caballos, el hijo del anciano se aficionó a montarlos, pero un día se cayó y se rompió una pierna. Otra vez los vecinos fueron a darle el pésame, y nuevamente les replicó el viejo:

    -¡Quién sabe si eso ha sido una desgracia!

    Al año siguiente se presentaron en la montaña los comisionados de «los Varas Largas». Reclutaban jóvenes fuertes para mensajeros del emperador y para llevar su litera. Al hijo del anciano, que todavía estaba impedido de la pierna, no se lo llevaron.

    Chunglang sonreía.

    Me gusta

  2. Hola, me encanto este mensaje, y es verdad todo, porque en esta vida nunca sabemos cuando ocuparemos la ayuda de los demas, y es por ello que sanamente podemos ayudar al que nos necesite, claro sin esperar nada a cambio, pero de igual manera puede ayudarnos, esta precioso esta lectura, y pues por no ayudar al ratoncito a todos los animales les todo pagar un gran precio……..gracias.

    Desde San Pedro Sula, Honduras

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s